Cementerio islámico

Instrucciones administrativas especiales para el cementerio islámico perteneciente a la Liga del Mundo Islámico y supervisado por el Centro Cultural Andalusí de Málaga en colaboración con el Centro Cultural Islámico de Madrid.

El cementerio islámico de Fuengirola está situado en los límites de la ciudad de Mijas que forma parte de la provincia de Málaga, y está supervisado por la liga del mundo islámico en España.
La administración del cementerio pide a los hermanos y hermanas que se sometan a las siguientes instrucciones con el fin de transmitir una buena imagen de la comunidad musulmana y que cooperen con el empleado del cementerio para el bien de todos.

  • El entierro se lleva a cabo de acuerdo con las enseñanzas de la ley islámica
  • Nuestra prestación de servicio en el cementerio se limita únicamente en enterrar a los muertos y cuidarse de las tumbas
  • El lavado de los fallecidos se realiza a través de las compañías funerarias mientras que el cementerio no tiene ninguna relación con ellas de ninguna forma se permite construir sobre la tumba, está estrictamente prohibido, solamente se permite poner un pequeño cartel que contenga la información del fallecido
  • El entierro se lleva a cabo en las horas diarias señaladas para este fin, y esto se hace en coordinación con el empleado del cementerio llamándole al número: 679745785
  • Se tiene que respetar las fechas de visita acordadas y someterse a las disposiciones éticas y legales especificadas para visitar el cementerio
  • Se tiene que acudir al cementerio con vestimenta decente, tanto para hombres como mujeres, en caso contrario se prohíbe la entrada
  • Se ruega no levantar la voz, respetar el lugar y evitar molestar a los demás visitantes
  • Está prohibido traer animales, excepto para aquellas personas con necesidades especiales
  • En caso de incumplimiento de las instrucciones administrativas, se informará de ello directamente a las autoridades competentes para intervenir

Observación importante:
El cementerio promete enterrar únicamente a los musulmanes residentes en la provincia de Málaga o a los que han fallecido ocasionalmente en ella, y pide disculpas por no poder recibir a ningún fallecido de otra provincia o de otro país, como es el sistema vigente en España.